UIL

Instituto de la UNESCO para el Aprendizaje a lo Largo de Toda la Vida


Inicio

La Recomendación de la UNESCO

La Recomendación sobre el Aprendizaje y la Educación de Adultos (RALE) es un compromiso histórico de los Estados miembros de la UNESCO para promover y fortalecer el aprendizaje y la educación de adultos (AEA). Adoptada en 2015, la RALE establece principios y objetivos para el AEA, e identifica formas específicas mediante las cuales los países pueden progresar. La Recomendación insta al Instituto de la UNESCO para el Aprendizaje a lo Largo de Toda la Vida (UIL) a monitorear el progreso a través del Informe Mundial sobre el Aprendizaje y la Educación de Adultos (GRALE), a elaborar los indicadores que se hayan acordado y a mejorar los mecanismos de recopilación de datos internacionales sobre el AEA.

Principios de la recomendación

La Recomendación nos recuerda que el aprendizaje es una labor que dura toda la vida y que puede tener lugar en entornos formales, no formales e informales. El objetivo final es garantizar que los adultos puedan participar plenamente en las sociedades y en el mundo laboral.

Identifica tres ámbitos clave del aprendizaje y las habilidades que son de vital importancia para el AEA:

Asimismo, pone de relieve el gran potencial de las tecnologías de la información y la comunicación en la promoción de la inclusión y la equidad al proporcionar a los adultos acceso a las oportunidades de aprendizaje, incluidas las personas con discapacidad y los grupos marginados o desfavorecidos.

La meta del aprendizaje y la educación de adultos es dotar a las personas de las capacidades necesarias para ejercer sus derechos y hacerlos efectivos, y hacerse cargo de su propio destino. Promueve el desarrollo personal y profesional, propiciando así una participación más activa de los adultos en sus sociedades, comunidades y entornos. Igualmente, fomenta el crecimiento económico inclusivo y sostenible y la creación de perspectivas de trabajo decente para las personas. Es por lo tanto una herramienta esencial para atenuar la pobreza, mejorar la salud y el bienestar y contribuir a edificar sociedades del aprendizaje sostenibles. Recomendación sobre el AEA (párr. 8)

Áreas de acción

En la Recomendación se exhorta a los Estados miembros de la UNESCO a que avancen en cinco esferas de acción fundamentales, que se determinaron por primera vez en el Marco de Acción de Belém de 2009:

  1. Elaborar políticas y programas de AEA.
  2. Mejorar la gobernanza del AEA.
  3. Aumentar la financiación del AEA.
  4. Promover la participación, la inclusión y la equidad.
  5. Mejorar la calidad del AEA.

Monitoreo y cooperación internacional

Si bien la Recomendación no es jurídicamente vinculante, en ella se pide a los Estados miembros que informen sobre las medidas que hayan adoptado para ponerla en práctica. Además, les insta a que aumenten la cooperación internacional, compartan experiencias y ayuden a fomentar la capacidad de cada uno de ellos en materia de educación de adultos.

El UIL desempeña un papel fundamental en el monitoreo de los progresos y la promoción del aprendizaje a lo largo de toda la vida entre los Estados miembros. En la Recomendación se pide al UIL que continúe con su Informe Mundial sobre el Aprendizaje y la Educación de Adultos, que elabore los indicadores acordados y que mejore los mecanismos de recopilación de datos internacionales sobre el AEA.